El Partido Independiente es la continuación histórica de diferentes corrientes de opinión que han hecho un invalorable aporte a la reafirmación de la identidad de nuestro país. En su conformación se destacan las vertientes de socialdemócratas, socialcristianos, liberales igualitaristas, ambientalistas y ciudadanos independientes, que conscientes de la necesidad de darle al Uruguay un destino estratégico, han confluido en la reafirmación de este espacio político para aportar sus ideas, sus propuestas y su acción en beneficio de la comunidad nacional.

El Partido Independiente se identifica con los valores que dieron origen al nacimiento de la nación oriental en el heroico éxodo, y en especial, con las ideas del Jefe de los Orientales y Protector de los Pueblos Libres, General José Artigas.

I) Nosotros los INDEPENDIENTES, trabajamos en forma irrenunciable para construir una sociedad más democrática, asentada en la reafirmación de los valores de la Libertad, la Justicia Social, la Solidaridad y la Paz. Aspiramos a garantizar que todos los uruguayos tengan iguales oportunidades para acceder a la plena realización como personas.

II) Nosotros los INDEPENDIENTES, asumimos como compromiso básico e irrenunciable la defensa y promoción, nacional e internacional de los derechos humanos en el plano civil, político, social y cultural. No aceptaremos jamás ninguna forma de discriminación que coarte su libre ejercicio y bregaremos por su más absoluto reconocimiento en los acuerdos y tratados que suscriba la República.

III) Nosotros los INDEPENDIENTES, declaramos nuestra adhesión irrestricta a la democracia. En ese sentido, reconocemos en ella no solamente un tipo de estado y una forma de gobierno sustentada en la voluntad del pueblo soberano y ejercida por sus representantes en los límites de los derechos humanos, sino un complejo de normas de convivencia y organización en todos los niveles de la sociedad dirigidos a plasmar el derecho de participación y deliberación de los orientales en aquellas decisiones que directa o indirectamente les atañen. A partir de esa asunción que conlleva la obligación del Estado de brindar a sus ciudadanos las mayores posibilidades para adoptar sus decisiones tanto en el plano individual como colectivo, declaramos nuestro rechazo a toda forma de exclusión y marginación, especialmente aquellas que basadas en las diferencias económicas, sociales, culturales o de género coarten su participación plena e igualitaria.

IV) Nosotros los INDEPENDIENTES, como representantes de la izquierda democrática, nos comprometemos a promover y garantizar el contenido social de la democracia y a desarrollar un proyecto integrador de la nación que reafirme la identidad nacional y la cohesión social, superando las barreras de la exclusión social, la marginación, la pobreza y el desempleo que dividen a los uruguayos.

V) Nosotros los INDEPENDIENTES, manifestamos nuestro compromiso con la promoción del multiculturalismo y los derechos de las minorías, así como el más absoluto rechazo a cualquier propósito de hegemonía cultural, nacional o étnica, tanto en el plano interno como internacional.

VI) Nosotros los INDEPENDIENTES, estamos convencidos de que la política, -como actividad colectiva dirigida a la construcción, preservación y cambio de los instrumentos de organización y decisión de la comunidad-, constituye una de las tareas más nobles e importantes en la vida de los ciudadanos. En ese sentido concebimos a los partidos políticos como instituciones dirigidas a orientar y canalizar las opciones ciudadanas, rechazando, que en aras de corporativismos indeseables, puedan ser sustituidos por ninguna de las diversas organizaciones de la sociedad civil.

VII) Nosotros los INDEPENDIENTES, promovemos la organización socioeconómica que mejor tutele los derechos individuales y colectivos enumerados, combinando estado y mercado en procura de desarrollar las potencialidades productivas del país en beneficio equitativo de su población. Eso sólo será posible a través de un plan estratégico que comprenda una revisión integral de sus recursos y de su organización estatal en todos los niveles, pensando en un país que se proyecte, por su orden, a la región, el continente y el mundo.

VIII) Nosotros los INDEPENDIENTES, afirmamos que sin imaginación, valor, decisión y coraje no será posible cambiar el Uruguay. Es imperativo no confundir derechos con privilegios, ni nostalgias con realidades. Sin perjuicio de reafirmar las tradiciones y valores que el Uruguay ha sabido cultivar, es imprescindible un esfuerzo imaginativo que supere ideologías y modelos, más propios del siglo XIX que del nuevo milenio. Para superar una realidad que pesa como una lápida sobre el país, los INDEPENDIENTES convocamos a la refundación del Uruguay, a la recreación de una nueva conciencia colectiva, para cuya concreción será necesario el aporte de todos, desde la sociedad al estado.

IX) Nosotros los INDEPENDIENTES, propiciamos una política exterior basada en el más irrestricto acatamiento del derecho internacional y del respeto a las soberanías nacionales. Asimismo privilegiamos la inserción del Uruguay en el Mercado Común del Sur, teniendo como horizonte en ese empeño un continente latinoamericano totalmente integrado.

X) Nosotros los INDEPENDIENTES, convocamos a todos los ciudadanos de buena voluntad a realizar un esfuerzo sostenido para sacudir inercias y rutinas con el objetivo de erigir un nuevo país. Para ello no hay fórmulas consagradas, sólo la generosidad del corazón y la disposición a emprender, entre todos, un diálogo racional que deje atrás rencores y enfrentamientos del pasado: la única cuestión es el Uruguay mismo.

 

[ Descargar PDF ]